fbpx

¿Cuándo vender en bolsa? 5 momentos clave.

¿Cuándo vender en bolsa? 5 momentos clave.

Si googleamos un poco acerca de menesteres bursátiles, es posible que pronto nos topemos con varios posts que nos aconsejan cuándo es un buen momento para comprar en bolsa. Esto es normal pues el inversor novel que busca comenzar sus andanzas en este mundillo está ansioso de respuestas sobre cómo apostar al caballo ganador. Sin duda saber escoger el momento idóneo para comprar es importante de cara a la rentabilidad, pero hay otro paso importante en el camino del éxito bursátil que no se toca tanto: Cuándo salir del mercado.

 

Saber cuándo es un buen momento para vender una acción es importante, sobre todo de cara a no quedarte estancado en tu inversión. De aquí a un tiempo nos encontramos en una situación de mercado claramente alcista, es decir si compras ahora es posible que a partir del medio plazo tu inversión sea correspondida con ganancias. Es obvio que esto no durará para siempre, aunque el cuánto deberás buscarlo de momento fuera de estas líneas; lo que sí podemos recomendarte es que prestes atención, tu éxito en los mercados depende en buena medida de tu capacidad de reacción.

 

1. Identifica los techos de mercado y actúa en consecuencia

 

Y de reacción y análisis va la cosa si queremos buscar un buen momento para vender nuestras acciones, porque el primer paso recomendable a la hora de analizar si vendemos una acción es saber cuándo un valor ha alcanzado un techo de mercado. Esto es simple y llanamente el momento en el que la acción alcanza su punto de máxima rentabilidad, el cual no va a volver a alcanzar. Una vez llegue a ese punto y baje no te obsesiones con que vuelva a llegar (o superar)  a ese nivel; si lo haces, ya has perdido. Por lo tanto el momento idóneo para vender es cuando nuestras acciones están en un punto intermedio entre su valor intrínseco (por decirlo así la media de su valor) y el techo de mercado.

 

Pongamos esto en un ejemplo práctico: Compras acciones de Senseitrade en bolsa a un precio de 10€. Tras un tiempo de subidas, el valor de dichas acciones ha tenido un pico de15€, y en este momento  parece que el precio se estabiliza y cotizan a 13. VENDE. Asúmelo, podrías haber vendido a 14? Sí,( a 15 es imposible, no podemos reaccionar tan rápido) pero no es probable que lleguen a ese pico, si vendes ahora obtendrás un beneficio; si esperas llegarás incluso a quedarte como estabas en el mejor de los casos.

 

2. Explora el mercado en busca de mejores oportunidades

 

Como no nos cansamos de decir, la clave para invertir en bolsa con beneficios es prestar atención. Lo inversores que se mantienen informados son los que más éxito tienen y para esto no existen guías milagrosas; existe información y tu propia capacidad y disposición para interpretarla. Esto aplicado al tema que aquí tratamos se traduce en que si vemos una acción que tiene un mayor potencial de revalorización que las que tenemos ahora no es para nada mala idea vender para re-invertir en la misma. Esto es especialmente útil si tenemos acciones por debajo de su valor intrínseco.

 

Ejemplo: Tenemos acciones de una empresa A que cotiza al 15% por debajo de su valor intrínseco y descubrimos una empresa B, que cotiza al 30% por debajo. Tenemos unas acciones que no han alcanzado rentabilidad, pero puede ser interesante vender ya que el margen de beneficios es mayor en la segunda opción.

 

3. Diversificando la cartera de inversión

 

He aquí un consejo del Sensei: Inversor precavido vale por dos. No es buena idea apostar todo a un caballo ganador, crearías una dependencia muy grande a un valor si apuestas todo a su buena ventura en los mercados. Diversifica, expande, busca nuevas oportunidades de inversión para tener más posibilidades de éxito. Si ves que tu apuesta inicial genera beneficios, vende parte de lo invertido para buscar nuevas acciones en las que apostar.

 

4. Evolución negativa del sentimiento una acción.

 

En Senseitrade siempre lo hemos dicho. El devenir de una acción puede variar con un simple tweet del Donald Trump de turno. Estate atento y adelántate a la noticia. Sigue de cerca la empresa en la que hayas decidido invertir y atento a los factores de riesgo tales como pérdidas de ventajas competitivas, fusiones, movimientos arriesgados o incluso indicios de irregularidades normativas o fiscales. Si una empresa no te genera buenas sensaciones y si el agua está muy turbia puede ser un momento clave para vender. Como siempre recomendamos nuestra aplicación para enterarte de la manera más eficaz cómo afecta el sentimiento en redes sociales a los mercados.

 

5. ¿Vender porque necesitamos el dinero?

 

Tenemos que tratar este tema. He aquí la principal razón por la que los recién iniciados en los mercados deciden vender, y sin duda la razón menos recomendable para hacerlo. Es importante a la hora de invertir, hacerlo con dinero que no necesitemos en principio. Si vemos la necesidad de vender por motivos personales nunca lograremos obtener beneficios y si se da la casualidad (muy poco probable) de que en ese momento obtengamos ganancias, será simplemente eso, casualidad. Este es un juego en el que hay que ser previsores pero no solamente por los movimientos del mercado si no tambien con nuestras necesidades personales. Por esta razón asegúrate  siempre invertir con dinero apartado o ahorrado para este propósito. Así podrás sacarle todo el jugo a los mercados sin más presiones que probarte a ti mismo.

 

Hasta aquí llegan nuestros 5 consejos  sobre cuándo vender en bolsa. ¿Os han parecido útiles?  ¿Sabéis de otros buenos (o malos) momentos para decir vender? Os animamos a comentar y que compartáis vuestra experiencia. Por lo demás, ¡buena suerte con vuestras inversiones!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.